20 ene. 2013

Angustia



Angustia

Angustia…me cuesta respirar…me encuentro al borde de un río oscuro con aguas bravas…no puedo volver atrás y me siento atraída por esas aguas…me resisto pero estoy muy cansada…si me rindiera se que me ahogaría pero al menos todo este dolor y angustia desaparecerían…me encojo, para poder mantenerme donde estoy, busco algo donde agarrarme o alguien que me ayude a cruzar…no hay nada, estoy sola y me encierro en mí intentando huir…pero no puedo dejar de sentir esa angustia…soledad ven a mí, dime donde está la salvación…-Recuerda mi niña otros momentos iguales ¿dónde encontraste la salida? 

Repaso mi vida, mis momentos oscuros y como salí…yo soy mi salvación, yo soy la solución, bien un paso dado, algo que hay en mí que me sirva de llave…mis capacidades mis conocimientos…me pongo en pie y miro al río, ya no tiene las aguas tan turbias pero aun rugen con fuerza a mis pies…respiro hondo ya apenas siento angustia, algo dentro de mi comienza a darme luz…aparece un tablón el primer paso de un puente para cruzar las aguas bravas que amenazan con engullirme…queda aun muchos tablones por construir pero volvieron las fuerzas y los ánimos…siguiente tablón…

Ana Rosa Tinoco 7/11/2012

1 comentario:

  1. Justo ahora mismo estaba preparando un articulillo sobre la angustia para ponerlo en la Comunidad de la Cadena Ser. Ese sentimiento tan opresor que te embarcó el 7 de noviembre es tan común... Lo único bueno de la angustia es que suele desaparecer tan inesperadamente como aparece.
    Ánimo y besos.

    Laura (Kaede)

    ResponderEliminar